Cómo leer las etiquetas de los alimentos

Cómo leer las etiquetas de los alimentos

Las etiquetas nutricionales no suelen ser muy claras para los cosumidores. No es sencillo saber cómo interpretarlas. ¿Sabes cómo leer las etiquetas de los alimentos?

¿Qué hay que mirar en la etiqueta de un alimento?

La etiqueta de un alimento tiene que mostrar los siguientes apartados:

  • Denominación del producto
  • Ingredientes
  • Composición nutricional
  • Fecha de caducidad o de consumo preferente
  • Forma de conservación
  • Modo de empleo
  • Identificación de la empresa

Composición nutricional en las etiquetas

Las etiquetas de los alimentos muestran datos muy importantes para los consumidores. El primer dato que nos interesa saber es el es valor energético o valor calórico que ese alimento aporta al organismo, se expresa en KJ (kilojulios) y en Kcal (kilocalorías).

El segundo dato que nos interesa es  la composición de algunos grupos de nutrientes (las grasas totales y su división en insaturadas, poliinsaturadas y saturadas), los hidratos de carbono y azúcares, las proteínas, la fibra, el sodio, el calcio y la sal.

Normalmente, la composición nutricional aparece en dos columnas. En una columna se muestra la composición por cada 100 gramos de producto. En la segunda columna, se suele mostrar la cantidad de cada nutriente en relación a la CDR (cantidad diaria recomendada o porcentaje de valor diario, %VD) o a una ración del alimento.

Aunque las proporciones en relación a la ración o a la CDR puedan resultar interesantes, son engañosas.

Es preferible que siempre te fijes en las proporciones por cada 100 gramos de alimento. Es la única manera de poder comparar los distintos alimentos y sus etiquetas.

Denominación del producto en alimentación

En cuanto a la denominación del producto lo veremos mejor con un ejemplo. No es lo mismo york de sándwich, miniyork, york a secas, jamón de york, jamón dulce… Son nombres comerciales. Es el nombre que aparece en tamaño grande en la etiqueta.

La denominación que nos interesa del producto aparece justo encima de los ingredientes. Es la denominación “oficial” del alimento. En el ejemplo propuesto, tiene que ser una de estas:

  • Jamón cocido extra
  • Paleta cocida extra
  • Jamón cocido
  • Paleta cocida
  • Magro de cerdo
  • Fiambre de jamón
  • Fiambre de paleta
  • Fiambre de magro de cerdo

Estas denominaciones aparecen en el RD 474/2014 y son las únicas que se pueden utilizar.

En los ejemplos de denominaciones comerciales señaladas arriba, la mayoría estarían encuadradas en alguno de los fiambres. Son los de calidad más baja, porque admiten un porcentaje superior de ingredientes diferentes a la carne.

En el apartado de los ingredientes, hay que prestar especial atención a la aparición de alimentos alérgenos.

Consejos al analizar la etiqueta de un alimento

No te dejes llevar por el mensaje comercial (sanísimo, rico en proteínas, natural, light, 0% materia grasa, sin azúcares añadidos, rico en fibra, se puede tomar a cualquier hora…) sino en la denominación del producto (queso, leche…) en sus ingredientes y en la composición nutricional por 100 gramos.

La alimentación es uno de los determinantes de nuestra salud. La compra de los productos de alimentación es el primer eslabón para tener buena salud y es necesario saber cómo leer las etiquetas de los alimentos.

3 respuestas a “Cómo leer las etiquetas de los alimentos”

  1. […] Te puede interesar la lectura de este artículo: Consejos para leer el etiquetado de los alimentos. […]

  2. Me ha gustado el artículo. Gracias. Un cordial saludo.

  3. […] importante leer con atención las etiquetas de los alimentos. Debemos prestar atención a los términos “hidrogenado” o “parcialmente […]

Deja un comentario